Skip to content

La OMPI publicó su Libro Blanco sobre tecnologías blockchain y ecosistemas de propiedad intelectual. A cargo de Michelle Azuaje Pirela.

AD+

La OMPI publicó su Libro Blanco sobre tecnologías blockchain y ecosistemas de propiedad intelectual

De forma similar a lo que ocurre con la inteligencia artificial, “Blockchain” (en español “cadena de bloques”) es una de las tecnologías emergentes de mayor auge en la Cuarta Revolución Industrial. En términos sencillos, se le describe como “una base de datos o red de registro de información digital abierta que permite anotar transacciones y hacer su seguimiento, y que, además puede intercambiarse y verificarse en una red entre particulares.”[ii]

Aunque sus principales usos se encuentran en el mundo financiero (ya que es la tecnología detrás de las criptomonedas como el bitcoin y el Ethereum) en la actualidad tiene múltiples aplicaciones (por ejemplo, almacenamiento en la nube, registro y verificación de datos, contratos inteligentes, sistemas de seguridad automatizados, entre otros). Además, buena parte de su creciente auge se debe a que muchos la consideran una tecnología descentralizada, “inmutable”, segura y “prácticamente inviolable” en la medida en que permite crear registros fiables y transparentes (dado que las transacciones son verificadas y validadas por las múltiples computadoras que albergan la cadena de bloques) y es muy complejo modificar su contenido en forma fraudulenta.[iii]

Así, al ser vista como una tecnología prácticamente inviolable, muchas veces existe un optimismo -tal vez exagerado-en torno a ella[iv]. Sin embargo, como observa con acierto BARRIO al mismo tiempo existe la preocupación de que tal seguridad pueda verse afectada, por ejemplo, por factores tales como la evolución de nuevas herramientas.[v] Además, existe todavía mucha confusión y desconocimiento a la hora de evaluar si esta tecnología es realmente la más adecuada frente a determinadas situaciones.

Con todo, las características de la tecnología blockchain han hecho que crezca el interés de diversas organizaciones por ella. Por lo que su uso ha aumentado significativamente afectando la forma en la que operan las empresas, lo que, a su vez, ha modificado numerosos aspectos relacionados con la innovación y la creatividad. Por eso desde hace algunos años comenzó a advertirse también el interés por explorar sus posibles aplicaciones e impactos en los ecosistemas de propiedad intelectual.[vi]

Aquí se ha planteado que esta tecnología ofrece grandes oportunidades especialmente como medio de prueba de paternidad, autenticidad y origen; para el registro y gestión de los derechos; control y seguimiento de la distribución de los derechos de propiedad intelectual (registrados o no); para la prueba del uso efectivo o primer uso comercial; para la gestión electrónica de los derechos; para la autenticación y determinación del origen en los procesos de detección o recuperación de mercancías falsificadas, robadas y de importación paralela, entre otros.[vii]

En ese contexto, como resultado de diversas actividades (que incluyeron seminarios, encuestas y análisis de diversos expertos, entre otros) hace unos días la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual “OMPI” dio a conocer el reporte “Blockchain technologies and IP ecosystems: A WIPO white paper” que, como su título sugiere busca, por una parte, explorar las  oportunidades y desafíos que presentan las tecnologías de blockchain para los ecosistemas de propiedad intelectual; y, por otra parte, servir de guía en la identificación de “los desafíos y cuestiones que deben abordarse para determinar la viabilidad y la rentabilidad de utilizar estas tecnologías en beneficio de todas las partes interesadas en la propiedad intelectual.”[viii]

Este White paper consta de 189 páginas que se estructuran a partir de un resumen ejecutivo, cuatro secciones y cuatro anexos. En las secciones 1 y 2, se explican los aspectos generales de la llamada “Cuarta Revolución Industrial” y la nueva “economía digital” haciendo énfasis en su relación con blockchain. En ese sentido, entre los aspectos más relevantes se ofrecen algunas definiciones básicas, se explican las características de blockchain, su origen, impactos, usos y aplicaciones; y se da cuenta de algunos proyectos, iniciativas y directrices que han llevado a cabo organizaciones internacionales y regionales en este campo.

Por su parte, la sección 3 se dedica al análisis de posibles casos de uso de blockchain específicamente en los ecosistemas de propiedad intelectual. A este respecto, se explican los desafíos y oportunidades del uso potencial de dichas aplicaciones en cuatro áreas: desde la perspectiva de los derechos de propiedad industrial, derecho de autor y derechos conexos; así como desde la perspectiva de la protección de datos y el acceso de los derechos de propiedad intelectual.

De máximo interés resulta la sección 4 en el sentido de que contiene los aspectos regulatorios y algunas consideraciones que deben evaluarse para determinar la viabilidad de la implantación de la tecnología blockchain. En ella se explica que a pesar del “boom” de la tecnología blockchain no es conveniente utilizarla sin un análisis previo, señalando que los aspectos más importantes que deben tenerse en cuenta a la hora de evaluar la tecnología blockchain son: interoperabilidad, estandarización, gobernanza y marco normativo. Asimismo, se presentan algunas orientaciones y recomendaciones para realizar tal evaluación.

En la última sección relativa a los anexos se ofrece una visión general de los ecosistemas de propiedad intelectual y sus cadenas de valor; se presentan los resultados de una encuesta realizada para recopilar información del sector que sirvió de apoyo para la redacción del documento en comento; se incluye un repositorio detallado de posibles casos de uso de blockchain para el ecosistema de la propiedad intelectual; y, por último, una explicación de cómo la tecnología blockchain podría servir de herramienta para la identificación de un actor o un participante en los ecosistemas de propiedad intelectual a nivel mundial.

Finalmente, debe destacarse que este libro blanco se constituye en un valioso aporte cuyos efectos trascenderán al ecosistema de propiedad intelectual que es su foco; ya que servirá de guía para facilitar la comprensión, y, por tanto, la gestión de los riesgos y el aprovechamiento de las oportunidades a la hora de tomar decisiones sobre la implementación de tecnologías blockchain en organizaciones tanto del sector público como del sector privado.

 Michelle Azuaje Pirela[i]

10 de marzo de 2022


NOTAS Y REFERENCIAS

[i] Doctora en Derecho, Universidad Autónoma de Chile. Máster en Derecho de la Empresa, Universidad de Alcalá. Abogada, Universidad del Zulia. Profesora e investigadora Instituto de Investigación en Derecho, Universidad Autónoma de Chile, Chile. Directora del Grupo de Investigación en Inteligencia Artificial y Derecho: www.iaderecho.cl. Este artículo se adscribe al proyecto ANID Fondecyt de Postdoctorado 2021, N° 3210519, titulado: Transparencia algorítmica y propiedad intelectual: propuestas para Chile.

[ii] Barrio Andrés, Moisés (2020). Fundamentos del Derecho de Internet. Segunda Edición. Madrid: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales; pp. 139-143.

[iii] En ese sentido se expresa, por ejemplo, a Morales Barroso, José (2018). ¿Qué es blockchain? en Criptoderecho: la regulación de Blockchain.  García Mexía, P. (Dir.). Wolters Kluwer España. https://elibro.uautonomacl.elogim.com/es/lc/uautonoma/titulos/107187.

[iv] Sobrino, Waldo (2020). Contratos, neurociencias e inteligencia artificial. Buenos Aires: Thomsom Reuters-La Ley; p. 258.

[v] Barrio Andrés, Moisés (2020). Fundamentos del Derecho de Internet. Segunda Edición. Madrid: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales; pp. 139-143.

[vi] En este contexto dicho término se emplea para describir “la red de todos los actores que participan en las cadenas de valor de la propiedad intelectual a través de interacciones en relaciones tanto competitivas como de colaboración con otros actores que utilizan diversos recursos para crear, proteger, gestionar y/o explotar la propiedad intelectual.

[vii] Clark, Birgit (2018). La tecnología de la cadena de bloques y el Derecho de propiedad intelectual: ¿una pareja perfecta en el criptoespacio? Revista de la OMPI N° 1/2018. Recuperado de: https://www.wipo.int/wipo_magazine/es/2018/01/article_0005.html

[viii] El texto completo puede descargarse en inglés en: https://www.wipo.int/cws/en/blockchain-and-ip.html


Michelle Azuaje Pirela

Académica e Investigadora, Coordinadora del proyecto IA+D: Inteligencia Artificial y Derecho, Universidad Autónoma de Chile, Temuco, Chile. Correo electrónico: michelle.azuaje@uautonoma.cl.

La profesora Azuaje Pirela es Doctora en Derecho por la Universidad Autónoma de Chile, Máster en Derecho de la Empresa por la Universidad de Alcalá de Henares, Especialista en Mediación para la Resolución de Conflictos por la Universidad de La Rioja y Abogada por la Universidad del Zulia.  Además, es autora de diversas publicaciones en las áreas de Derecho Tributario y Derecho de la Propiedad Intelectual y es corresponsal para Chile de la Asociación para el Estudio y la Enseñanza del Derecho de autor (ASEDA).

Su actual agenda de investigación se encuadra dentro de la línea de Regulación Económica y se fija en el análisis del impacto de la Inteligencia Artificial en el Derecho y, particularmente en el Derecho de Propiedad Intelectual.

Redes sociales:

LinkedIn:  https://www.linkedin.com/in/michelleazuajep/

Twitter: @michelleazuajep

Twitter Proyecto IA+D: @IADerecho_UA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: