Regulación en la Era de la Economía Tokenizada: la nueva era FinTech, a cargo de Doña María Pía Aqueveque Jabbaz

AD 62/2019

 Abstract:

Estamos avanzando desde la era de la información a la era del valor, o lo que es lo mismo hacia una nueva era de la economía digital. En que la forma de transferir valor será a través de tokens que representarán activos reales y se realizarán a través de plataformas blockchain.

En este periodo de transición las mayores trabas son siempre regulatorias. Esto porque siempre la regulación va a ir más lenta que el desarrollo de la tecnología y de los modelos de negocios que la incluyan. Por lo mismo, la creación de marcos normativos apropiados y flexibles son esenciales para desarrollar este ambiente innovador y competitivo.

Lo que sí podemos observar actualmente es que la “Economía Tokenizada” llegó para quedarse y los principales centros financieros y autoridades internacionales ya están tomando cartas en el asunto, para mantener su posicionamiento en esta nueva era.

Palabras claves: 

  • Blockchain
  • Era del valor
  • Economia tokenizada
  • Tokens
  • Tipos de tokens
  • Criptoactivos

Bitcon, la primera aplicación de la tecnología Blockchain, dio paso a la segunda era de internet, que implica pasar desde la era de la información a la era del valor. Por primera vez se pueden realizar transacciones fiables entre dos o más partes, sin la necesidad de un ente validador centralizado, sino más bien autenticadas por colaboración de muchos y posibilitadas por intereses colectivos. Esto implica que esta tecnología permite rediseñar y automatizar los procesos en forma más confiable, segura y eficiente.

Este internet de valor contiene más que información, activos. Los que se representan en forma de dinero, acciones, bonos, identidades, votos y muchas otras cosas de valor. Todos se mueven, almacenan y administran de manera segura de igual a igual y donde la confianza no es establecida por un intermediario externo, sino a través de la colaboración, el consenso y el código inteligente. Esto se produce en un proceso de “tokenización”, es decir, la transferencia de derechos de un activo real, a través, de una representación digital o “token” en la blockchain en forma criptográfica. El tener posesión de ese token digital otorga un derecho sobre ese activo y la capacidad de comercializar y hacerle seguimiento en forma digital en forma segura.

En esta, la segunda era de Internet, los nuevos modelos de procesos y negocios se realizan sobre blockchain o “protocolo de confianza”, como le llamamos desde el Blockchain Research Institute (BRI), y el combustible son los criptoactivos o tokens.

La interrupción de la “Economía Tokenizada” dentro de la industria financiera está en marcha. Hasta el momento se ha identificado que existen ocho funciones principales en que pueden incidir los criptoactivos dentro de la industria financiera. Permite a las personas autenticar la identidad y el valor, mover valor, almacenar valor, prestar valor, intercambiar valor, financiar e invertir, asegurar el valor y gestionar el riesgo y contabilidad para crear valor.

La Innovación Financiera y una Nueva Clase de Activos

Desde el BRI hemos identificado ocho tipos de criptoactivos que están siendo utilizados tanto por startups y más recientemente empezando a implementarse en startups (entre ellas fintechs), empresas incumbentes como grandes grupos Bancarios y en empresas “digitales” (como Uber y eBay), entre otros.

  1. Las criptomonedas o monedas virtuales como es el Bitcoin. Son instrumentos de intercambio y almacenamiento de valor, así como unidades de cuenta. JPMorgan quien hablaba abiertamente sobre los riesgos que representan las criptomonedas para su negocio, hace cuatro meses anunció que emitirá la “JPM Coin”. Este estará respaldado por el banco 1:1 con el dólar estadounidense, similar a un token anclado a esta divisa. A su vez, hace dos semanas un consorcio compuesto por empresas como Mastercard, PayPal, Visa, eBay, Mercado Pago, Uber, Spotify y Facebook, entre otros, a través de Calibra, entre otros anunciaron la pronta emisión de “Libra” la criptomoneda que estará respaldada por activos de baja volatilidad (como son depósitos bancarios, activos gubernamentales a corto plazo de bancos centrales estables). La importancia que han tomado este tipo de criptoactivos ha llevado a que Goldman Sachs, entre otros, se estén moviendo rápidamente hacia comercializar estos activos. La ventaja de utilizar este tipo de monedas en las transacciones es que se da en forma eficiente, con liquidación inmediata, segura, más barata y potencialmente semi-anónimo. Otro beneficio de la criptomoneda o moneda digital criptografiada reside en el dominio de privacidad. Las criptomonedas se pueden mantener sin límite, permiten pagos de cualquier cantidad, quizás incluso ofrezcan intereses, entonces las billeteras virtuales podrían reemplazar las cuentas bancarias. Las billeteras tienen mayores niveles de seguridad frente a ciberataques lo que es altamente valorado en estos tiempos y no se descarta que a futuro puedan reemplazar a las cuentas bancarias y entregar servicio en forma más eficiente y eficaz.

  1. Los tokens de plataforma, un token que se utiliza como unidad de intercambio para financiar los recursos implícitos al ejecutar acciones dentro de una plataforma blockchain. El ejemplo más emblemático es el “Ether” (ETH) la criptomoneda que funciona para pagar los recursos computacionales necesarios para ejecutar aplicaciones o programas dentro de la plataforma Ethereum. Este mega unicornio, también se ha convertido en la plataforma líder para las ofertas iniciales de monedas (las llamadas ICO), donde un proyecto puede aprovechar los fondos globales de capital.

  1. Los tokens de utilidad son activos digitales que no están pensados para funcionar como inversiones. Estos representan un futuro acceso a los servicios ofrecidos por una empresa. Es decir, se utiliza para pagar el consumo del servicio con ese token. Se diferencian con los tokens de plataformas y criptomonedas ya que no son extensivos en minería y suelen desarrollarse ​​en blockchain permisionadas o privadas. Un caso reciente es el anuncio del Utility Settlement Coin (USC), liderado por algunos de los bancos más grandes del mundo, entre ellos Banco Santander, BNY Mellon, Barclays, Credit Suisse, ING, Lloyds Banking Group, Nasdaq y UBS. Este proyecto tendrá como objetivo innovar en los procesos de compensación y liquidación, facilitar la “Entrega vs. Pago” en los mercados de valores tokenizados, y permitir la liquidación instantánea sobre la base de “Pago vs. Pago” dentro del mercado de financiación segura. Que implica además de entregar mayor eficiencia en los procesos de autenticar la identidad y el valor, mover y almacenar valor va a permitir reducir el riesgo de liquidación, el riesgo de contraparte y, en última instancia, el riesgo sistémico en los procesos de liquidación post comercio.

  1. Los tokens de seguridad son bonos digitales nativos, acciones y otros valores que se negocian de igual a igual sin intermediarios financieros. Este tipo de activos digitales transados en una blockchain permite automatizar la autenticación de identidad del comprador y el vendedor y del valor en un intercambio descentralizado. La Bolsa de Santiago ha sido una de las pioneras en implementar esta tecnología a través de un Security Lending Blockchain de IBM. Por otra parte, este año BTG Pactual anunció el lanzamiento de ReiBZ, un security token que estará respaldado por activos inmobiliarios en dificultades y que planea recaudar hasta US$15 millones. Este tipo de instrumentos permite tener los fondos de los clientes en cuentas de custodios y simplemente liquidan los pagos dentro de sus redes en forma eficiente, con liquidación inmediata, segura, más barata y potencialmente semi-anónimo.

  1. Cryptocollectibles son activos digitales totalmente únicos que se comercializan en una cadena de bloques permitiendo la autentificación de las partes y la trazabilidad del activo. Así como antaño se coleccionaba y comercializaban “estampillas postales” hoy, por ejemplo, se transan CryptoKitties. Esta es una aplicación que permite a los usuarios comprar, criar e incluso criar mascotas virtuales únicas.

  1. Tokens de activos naturales, son activos digitales que están respaldadas por activos físicos del mundo real, como son la energía, el carbono, el agua y el aire. Alguien necesita darle una representación física del activo, pero blockchain verifica y protege estos tokens, facilitando la creación de un mercado y su comercialización. Este tipo de activo natura digital permite monetizar y proporcionar incentivos para modelos de negocios sostenibles, por ejemplo, como son compras neutrales o positivas al carbono en tiempo real de productos con trazabilidad completa.

  1. Las monedas cripto-fiat son emitidas y gobernadas por los bancos centrales. En 2017, Venezuela sorprendió a muchos al anunciar el lanzamiento de “Petro”, una criptomoneda respaldada por las vastas reservas de petróleo del país. Y hace algunos días el Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que los bancos centrales pueden emitir monedas digitales en el futuro. Actualmente varios bancos centrales están considerando la posibilidad de implementar algún tipo de cripto-fiat, com es el caso de Uruguay, que ya ha lanzado un programa piloto, mientras Bahamas, China, la Unión Monetaria del Caribe Oriental, Suecia y Ucrania están por probar sus sistemas. La motivación para ofrecer una Moneda Digital de Banco Central (CBDC) varía, según el país. En el caso de las economías emergentes, la principal motivación de contar con una CBDC es la reducción de los costos bancarios, así como la posibilidad de que los bancos estén más disponibles para los ciudadanos no bancarizados, favoreciendo la inclusión financiera. Mientras que en el caso de economías desarrolladas estás buscan disminuir la frecuencia de uso del dinero en efectivo.

  1. Las monedas estables, son monedas ‘colateralizadas’ (o respaldadas), que están asociadas a otro valor externo (ya sea una moneda ‘fiat’, otra criptomoneda u otros bienes) para teóricamente aportarles estabilidad. Han surgido para tratar de reducir la volatilidad de monedas virtuales como ‘bitcoin’ o ‘ether’. Lo que básicamente trata de administrar el precio dentro de una determinada banda, ya sea porque lleva a un activo real en el mundo, como el oro o los dólares, a través de un sistema de suministro dinámico.

Como venimos diciendo en el Blockchain Research Institute, esta nueva clase de criptoactivos son la gasolina para la nueva economía que ya se está entramando a través de la tecnología blockchain. Tanto así, que en el texto “Fintech : The Experience So Far” publicado recientemente por el Fondo Monetario Internacional señala respecto a las monedas digitales o criptomonedas: “La emisión y el uso de las monedas digitales, si se extienden ampliamente en el futuro — puede cambiar el patrón de los efectos de la red comercial y financiera que son factores clave que ayudan a apoyar el estado de la moneda de reserva”.

El Balance entre la Regulación e Innovación

Esta explosión de criptoactivos está precipitando una de las mayores reorganizaciones de riqueza y transformaciones a la economía global en nuestra historia.

A su vez es una oportunidad para asegurar que todos tengan la capacidad de beneficiarse de la prosperidad de la era digital. Como lo definen Don y Alex Tapscott en su libro “Blockchain Revolution”: “Prosperidad significa elevar el nivel de vida, para lo cual las personas requieren crear riqueza material y crecer económicamente. Pero además requiere calidad de vida, es decir, seguridad personal, salud, educación, sostenibilidad medioambiental, etc… Y como mínimo requiere acceso a servicios financiero y que le permita acumular y mover valor con seguridad y que lo conecte con la economía global. Todo esto y mucho más es lo que promete la tecnología blockchain, a través de los distintos criptoactivos”.

Dentro de los criptoactivos la mayor atención ha estado en las monedas digitales o criptomonedas. Existe tal conciencia del impacto futuro en la política monetaria y la estabilidad financiera que en su documento el Fondo Monetario Internacional profundiza: “Dependiendo de su liquidez y credibilidad, estas nuevas monedas y los valores monetarios más descentralizados. las transacciones pueden afectar la necesidad de reservas de activos líquidos, es decir, reservas, o soporte la aparición de nuevas monedas de reserva, con implicaciones para las tenencias de reservas, la elección de los regímenes de tipo de cambio y el tamaño y la configuración de las finanzas globales red de seguridad (GFSN)”.

El nuevo orden y el rol de cada actor en este nuevo sistema financiero no está escrito y puede tomar varias formas dependiendo en qué etapa del proceso de cambio se suman actores financieros actuales. Los bancos y otras firmas financieras (nuevas incluidas), podrían administrar la consolidación de activos digitales (similar a como sucede hoy a través de las cuentas bancarias y carteras de inversión).

O bien, los individuos podrían mantener depósitos regulares en distintas empresas o plataformas, pero las transacciones finalmente se liquidarían en moneda digital entre las empresas. Y/o ser retirados los valores, a través de cajeros automáticos, como ya sucede hoy en día.

Lo que sí es claro que cualquiera sea el caso, considerando la gran variedad de monedas o tokens, deberá haber mecanismos o mercados de “cambio de monedas” para la convertibilidad de un token a otro entre plataformas. En este rol las exchanges de criptoactivos tendrán un importante rol pudiendo operar similar a lo que lo hacen hoy, pero en una fracción de segundo, reduciendo el tiempo y coste de la transacción en ordenes de magnitud casi gratis. Y en cualquier momento y con procesos absolutamente automatizados a través de instrumentos como los “Smart Contracts” (para más detalle ver Herrera 2019).

En todas las etapas del proceso de transformación hacia la nueva economía, la regulación es necesaria, no obstante, los gobiernos deben ser conscientes de las consecuencias no deseadas del exceso de las mismas. Los reguladores no son el enemigo de estos modelos descentralizados.

En la era de internet los reguladores financieros demostraron un patrón de regulación excesiva, luego, desregulación y luego re-regulación (con mayor complejidad) debido a que la tecnología y los modelos de negocios que surgen avanzan más rápido que las instituciones. En otros sectores de la economía como son el transporte de pasajeros y el sector hotelero, Uber y AirBnB son prueba de ello. Produciéndose una implementación regulatoria desordenada en que en cada jurisdicción están regulados en forma distinta.

La regulación debe hacerse correctamente. Hoy no existe una visión única de cuál es la regulación óptima, si hay un consenso de que se requiere resguardar ciertos principios asociados a proteger al consumidor, resguardar evitar el blanqueo de dinero y que estafadores utilicen la emisión ICO para engañar a las personas, pero no podemos ir demasiado lejos para evitar que la innovación se propague y cree mejores servicios y nuevos modelos de negocio.

Cuáles son los Principales Desafíos Regulatorios de la segunda era de Fintechs

Similar a lo expuesto por el Fondo Monetario Internacional en su publicación “Fintech the Experience So Far” los principales desafíos regulatorios y a su vez técnicos tienen que ver con:

  • Estabilidad Financiera: No hay claridad si es un riesgo en este proceso de nuevos modelos de negocios. Si bien por una parte las monedas internacionales podrían exacerbar la presión sobre los depósitos bancarios. No obstante, en situaciones que el efectivo podría generar una corrida bancaria o “corralito” la moneda digital genera mayor tranquilidad y podría disminuir este tipo de escenarios.

  • Inclusión: La moneda digital ofrece una gran promesa, a través de su capacidad de llegar a personas y empresas en regiones remotas y marginadas que hoy no son atendidas por los bancos. No obstante, el acceso desigual a la tecnología limita el potencial de fintech y podría eventualmente aumentar la brecha digital. En particular, la falta de infraestructura básica; smartphones; planes de datos asequibles para acceder a Internet y nuevas tecnologías, así como la educación digital son los grandes desafíos.

  • Protección al consumidor: Se deben considerar principios básicos deseables de los riesgos relacionados con la transparencia, la entrega de información e idoneidad del producto para el perfil del cliente. Así como el establecimiento de los niveles de sobreendeudamiento, establecimiento de la responsabilidad del agente, la privacidad de datos e información sensible, seguridad de fondos, estándares y alfabetismo financiero y digital. Los criptoactivos son muy favorables para resguardar la seguridad de los fondos y los datos. No obstante, se requiere énfasis en cómo se diseñe el modelo dentro de cada plataforma y como en un futuro podrían inter operar con otras.

  • Blanqueo de Dinero: Se requiere que las distintas entidades conozcan quien es su cliente y de a dónde vienen los fondos por lo que regulación de prevención del lavado de activos es necesario. En blockchain la trazabilidad y un adecuado mecanismo de identidad digital puede resguardar este principio. Es por ello que el papel del regulador debe focalizarse en validar los procesos implícitos conducentes a este principio.

  • Perímetro Regulatorio: Cada vez más las actividades financieras se integran en actividades no financieras pues los vínculos entre empresas y los proveedores externos son cada vez más críticos en la cadena de valor de servicios financiero. A su vez los desafíos no sólo son financieros sino también legales, tecnológicos, etc. Y con ello la coordinación intersectorial de reguladores y supervisores no financieros le hace esencial.

  • Jurisdicción Regulatoria: Los criptoactivos se realizan sobre plataformas blockchain, las cuales son agnósticas de jurisdicción. Es decir, no hay jurisdicción clara, pues las plataformas dentro de la cadena de bloques tienen carácter descentralizado y transfronterizo, por lo que requiere de un enfoque regulatorio armonizado a nivel transnacional sea más pertinente en comparación con uno local o regional.

  • Identidad Digital: Los mecanismos que se utilicen para crear una identidad o perfil digital son esenciales para resguardar gran parte de los desafíos antes expuestos. Más aún si esperamos a futuro que las plataformas inter operen. En este punto los registros civiles de los Gobiernos tienen un rol central.

Cómo se Regulan Hoy los CriptoActivos en el Mundo

A grandes rasgos existen dos formas en que hoy se está enfrenta la regulación de CriptoActivos más allá de establecer impuestos:

  • Los que explícitamente mandatos asociados a la regulación de criptoactivos y están generando guidelines o un marco regulatorio. Ejemplo: Canadá, China, Alemania Unión Europea, Indonesia, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos, Italia, Sudáfrica, Rusia.

  • Los que han establecido mandatos de monitoreo y estudio: Ejemplo: Korea (monitorea) Arabia Saudita (estudia), España (supervisión y entrega de información).

  • Los que deciden regular en la medida que surja la necesidad, por ejemplo, México.

En los casos que se están abordando con guidelines o marcos regulatorios estos contemplan la normativa emitida desde el Banco Central, Comisiones o superintendencia de valores y Unidades de Información Financiera como base. En países como China, además, se ha hecho extensivo a la regulación es abordada por parte del Administración del Ciberespacio de China, el Ministerio de Industria e Información Tecnológica, la Comisión o superintendencia de bancos y seguros. En otros países el Ministerio de Hacienda también se hace parte de revisar la regulación de criptoactivos.

Los Criptoactivos en el Reino Unido y Suiza

Londres durante años ha sido considerado uno de los principales hubs fintechs del mundo por su proximidad a los centros financieros mundial, el talento y experiencia que se ha instalado; las redes existentes; el apoyo y facilidades a los que acceden las fintechs por parte del y régimen regulatorio. Este último punto se debe principalmente a que la Financial Conduct Authority (FCA) optó por generar un marco normativo que diferenciara a Inglaterra del resto de Europa (y del mundo), entre otros, por contar con una segmentación del licenciamiento de los servicios financieros. Esto implica que las start-ups pueden optar a cada proceso o prestar un servicio financiero específico por separado lo que hace que sea viable económicamente. A diferencia de Chile, por ejemplo, donde la gran mayoría de los productos o servicios se enmarcan en la licencia bancaria general y única.

El Reino Unido, como el hub FinTech de occidente ha querido adaptarse a las nuevas tecnologías y con ello regular los criptoactivos de la nueva economía.

La regulación específica sobre criptoactivos se concentra en tres instituciones:

– El Tesoro de su Majestad: Institución que promueve un sector de servicios financieros estable y eficiente que apoye el crecimiento en la economía del Reino Unido y promueva buenos resultados para los consumidores y las empresas. Para lo cual se insta a la adopción de nuevas tecnologías, entre ellos explícitamente los criptoactivos resguardando normas anti blanqueo de dinero y otras de control financiero.

– El Banco de Inglaterra: A cargo de la supervisión prudencial, a través del monitoreo de exposiciones prudenciales de bancos y compañías de seguros a criptoactivos. Así como también las implicaciones de los criptoactivos para la política monetaria.

Autoridad de Conducta Financiera (FCA): Llevar a cabo la regulación de toda la actividad de los servicios financieros y la regulación prudencial de las empresas reguladas sin autoridad prudente. Para lo cual tienen entre otras atribuciones, proteger y mejorar la integridad del mercado, autorización y supervisión de firmas que utilizan proposiciones de criptoactivos. Protección del consumidor, monitoreo y desarrollo de políticas para contrarrestar los delitos financieros, el blanqueo de dinero y el financiamiento del terrorismo relacionado con criptoactivos.

Es decir, el Reino Unido, a través de estas tres instituciones establecen un marco que se sostiene en tres pilares: innovación, estabilidad y protección financiera.

Por otra parte, es reconocido que Suiza es considerada la cuna del sistema bancario. Y logró observar a tiempo que para prevalecer como centro financiero internacional debía además adaptarse a los nuevos activos y modelos de negocios asociados a los financieros que trajo consigo la cadena de bloques.

  • La Secretaría Estatal para las Finanzas Internacionales: Es responsable de implementar la política de los mercados financieros del Consejo Federal. Esto implica hacerse cargo de la ley de infraestructura de los mercados financieros, ley de banco, ley anti blanqueo de dinero, etc. que están implícitas en las aplicaciones basadas en blockchain.

  • La Oficina Suiza de blanqueo de Dinero (MROS): Dentro de sus funciones está el recibir y analizar informes de actividades sospechosas en relación con el blanqueo de dinero, financiamiento del terrorismo, dinero de origen criminal u organizaciones delictivas y, cuando sea necesario, los envía a las agencias de aplicación de la ley para su seguimiento.

  • Banco Nacional Suizo: Busca identificar los desarrollos FinTech más importantes en relación a su mandato y sus tareas legales (por ejemplo, la implementación de la política monetaria, el funcionamiento de los sistemas de pago sin efectivo, la estabilidad financiera).

  • Autoridad Supervisora del Mercado Financiero Suizo (FINMA): FINMA contribuye a mantener la reputación y la competitividad de los centros financieros de Suiza. Esto también cubre los modelos de negocios relacionados con FinTech y criptografía que están dentro del alcance del marco regulatorio del mercado financiero de Suiza.

De estas cuatro instituciones es FINMA que ha tenido un rol activo en la elaboración de guidelines para regular las ICOs (FINMA 2017 y 2018). En ellas reconoce los criptoactivos dependiendo de su funcionalidad (tokens de pago, utilidad y activos). La generación de estos guidelines que entregan un mayor orden y resguardos a los modelos de negocios basados en criptoactivos han potenciado la instalación de startups- blockchain en Suiza (en particular “CryptoValley”), así como también ser escogida por las empresas para la creación y emisión regulada por la autoridad suiza de sus critoactivos (entre otros, la moneda “Libra” es prueba de ello). Dándole un nuevo impulso a Suiza (en particular las cercanías de Ginebra) como centro.

Otro centro financiero que se está instaurando en el mundo es Liechtenstein que planea ser “el Luxemburgo” de los criptoactivos. Es por ello que el 2018 puso en circulación un proyecto de ley para el uso de criptoactivos en el país, el que fue aprobado en mayo del 2019. Este marco regulatorio, o nueva Ley de Proveedores de Servicios de Tokens y VT, , tiene como objetivo mejorar la protección de los inversores, combatir el lavado de dinero y establecer la claridad jurídica.Y permite la emisión de valores tokenizados y cómo los sistemas de tokens digitales se pueden usar para tokenizar activos del mundo real se cree no sólo traerá nuevas oportunidades en las áreas de servicios financieros,sino también, en logística, movilidad, industria de la energía, industria y medios de comunicación.

¿En qué está Chile?

El mayor potencial de Chile es transformarse en plataforma financiero y para ello transformarse en hub FinTech. Por la ubicación geográfica el potencial de Chile son los servicios, dado que tenemos desventajas competitivas en los altos costes de transporte para acceder a mercados de mayor escala. Por otra parte, goza de una reconocida estabilidad institucional, el mejor marco de acuerdos de libre comercio en América Latina y de alto capital humano, dentro de los países de habla hispana. Así como en la época de los 70´Chile fue exitoso al abrirse al comercio internacional trayendo beneficios indiscutibles para el país y su gente, sin duda sucedería lo mismo con una apertura a nivel de servicios financieros.

En este país existe un reconocido ecosistema de emprendedores (apoyados por iniciativas públicas y privadas) y muchos de los productos Fintech se están desarrollando. No obstante, donde se está al debe es en el marco regulatorio. Primero, los altos costes de las patentes, porque el sistema de licencias regulatorias no está parcializado como en el Reino Unido. Esto obliga a que para realizar determinados servicios se deban asociar con grandes bancos, que en general son resistentes a los modelos de negocio disruptivos. Segundo, la regulación aún no se adapta a los modelos de negocios digitales y a las facilidades que entrega la tecnología. Por ejemplo, exigen que el almacenamiento de los datos siga físicamente en el edificio de la entidad, siendo que hoy se podría tener en la nube. Y tercero, menos aún se ha adaptado a considerar los nuevos activos.

En febrero del 2019, La Comisión de Mercados Financieros emitió en su White paper unos lineamientos de crowfunding que van en la dirección correcta en términos de entregar definiciones lo suficientemente amplias para incorporar los criptoactivos. No obstante, este esfuerzo, para fortalecer la industria FinTech y con ello también aprovechar el potencial de los criptoactivos en la industria e inclusión financiera, se debe regular la industria del trading online y la implementación de open banking API.

En abril del 2019 el Ministro de Hacienda Felipe Larraín anunció que este año se legislaría, por lo que queda esperar el alcance de la misma.

Un Enfoque Regulatorio para la Innovación

Hoy la aproximación a la regulación está focalizada a que un número limitado de entidades gubernamentales especializadas ayudan a garantizar que los mercados de capitales funcionen de manera efectiva y que los participantes se comporten honestamente. Los gobiernos que asumen toda la carga regulatoria, tienen un papel importante en la creación de principios que impulsan el comportamiento de todos participantes en los mercados de capital.

Los reguladores, los usuarios de la cadena de bloques y la sociedad en general deben entender a dónde nos puede llevar blockchain y cómo podemos usarla. Los siguientes elementos de acción nos permitirán lograr el equilibrio adecuado entre la regulación cuando sea apropiado y el fomento de un entorno en el que puedan florecer las aplicaciones y las tecnologías blockchain en el sector financiero. Algunos principios que señala Telpner 2018 incluye:

  • Flexibilidad. A medida que la tecnología se estabiliza, las normas sociales que se han desarrollado junto con la tecnología se vuelven más fáciles de identificar. Cuanto más rápido se mueva o evolucione una nueva tecnología, o cuanto mayor sea la irrupción de la tecnología existente o las formas de socializar o hacer negocios, más difícil será para los reguladores comprender qué es necesario regular y cómo. Las innovaciones disruptivas realmente desafían a los reguladores. Los nuevos productos, servicios y prácticas comerciales que surgen de la tecnología blockchain pueden caer dentro de la jurisdicción de una agencia, pero no encajan bien con el marco regulatorio existente de la agencia. Si las regulaciones existentes funcionan en su mayoría, entonces determine cuáles son las modificaciones mínimas requeridas. La regulación heredada no es en sí misma una razón para intervenir o no abstenerse de hacerlo. Sin embargo, es una parte del marco existente que los responsables de la formulación de políticas deben tener en cuenta, en parte porque los cambios en una palanca de política afectan a otros. ›Evite la regulación prematura.

  • Medidas provisionales: Contar con una guía interpretativa y declaraciones de mejores prácticas, especialmente para aprender y monitorear. Experimente y pruebe las regulaciones potenciales. Considere la educación continua, la recopilación de datos, la retroalimentación, la revisión por pares, los programas piloto, los espacios aislados y otros medios para recopilar la opinión de los interesados. Fomentar y trabajar con iniciativas privadas y basadas en el mercado.

  • Medir iniciativas regulatorias. Al examinar el grado en que una regulación propuesta logra un equilibrio entre maximizar los beneficios de las nuevas innovaciones y minimizar los riesgos o daños que podrían ser causados ​​por la nueva innovación. No adopte nuevas regulaciones si los comentarios de la experimentación no apoyan la regulación. Perseguir la coordinación y el consenso nacional y mundial. Utilizar los precedentes existentes en el comercio transfronterizo, los mercados financieros internacionales y la protección de la propiedad como modelos para la colaboración transfronteriza. Utilizar los precedentes existentes en el comercio internacional, los mercados financieros internacionales y la protección de la propiedad como Modelos para la colaboración transfronteriza.

  • Asociaciones público-privadas que aprovechan los grupos comerciales internacionales existentes o recién formados y otras organizaciones multinacionales. Adopte la personalidad multifacética de la cadena de bloques como una invitación para que los organismos reguladores colaboren en lugar de participar en batallas territoriales. Si es nuevo se requieren regulaciones, luego haga estas preguntas.

Respecto a este último punto, desde el modelo de “multi-actores” que el equipo del Blockchain Research Institute (ver Don Tapscott 2018) viene trabajando hace años postula que diferentes agentes del ámbito público, privado y social podrían interactuar bajo un esquema de redes. Estas podrían realizar diferentes funciones de la visión reguladora.

Los actores relevantes o partes interesadas podrían interactuar, a través de una red de normas que establezca un marco común de interacción; redes de defensa, responsables de respetar los intereses y limitaciones de los miembros; redes de vigilancia que ayuden a asegurar que nadie haga daño; red Institucionales que permita el diálogo de las diversas visiones; redes de políticas que coordinen regulación; redes de conocimiento que permitan la actualización de know- how; y redes operativas que construyas las infraestructuras de mercado requeridas.

Un sistema regulatorio de este tipo podría responder más rápido a la innovación y lidiar con las innumerables complejidades de los nuevos modelos negocios y nuevos actores.

Captura de pantalla 2019-07-16 a las 8.00.05.pngReflexión

Estamos avanzando a una nueva era de la economía digital. En que la forma de transferir valor será a través de tokens que representarán activos reales. En esta nueva era los pagos serán a través de distintos canales, una cuenta bancaria, una billetera virtual e inclusive hasta mensajes de texto o whatsapp, no obstante, a futuro todas tendrán como común denominador que se realizarán a través de plataformas blockchain. Mientras estamos en un momento de la historia donde el sistema financiero ni siquiera se ha logrado adaptar a la era de los modelos digitales que trajo internet, ya la segunda era “la del valor” está penetrando los mercados y sectores más importantes del sistema financiero y comercial mundial. En este periodo de transición las mayores trabas son siempre regulatorias. Esto porque siempre la regulación va a ir más lento que el desarrollo de la tecnología y de los modelos de negocios que la incluyan.

Por lo mismo, la creación de marcos normativos apropiados y flexibles son esenciales para desarrollar este ambiente innovador y competitivo. En el caso de los criptoactivos y por ende en las FinTechs, la coordinación con la regulación. y medidas de protección del consumidor apropiadas para asegurar la prestación responsable de los servicios financieros, y, sobre todo, posibilitar la denuncia, investigación y sanción de conductas abusivas o derechamente fraudulentas, se hacen esenciales.

Lo que si podemos observar actualmente es que la “Economía Tokenizada” llegó para quedarse y los principales centros financieros y autoridades internacionales ya están tomando cartas en el asunto, para mantener su posicionamiento en esta nueva era.

La resistencia tanto a aceptar los criptoactivos, así como los modelos de negocios que se desprenden de él solo puede traer pérdida de competitividad tanto a países como a empresas. Y por ello, el llamado es a perderle susto al cambio y a sumarse a la disrupción que será más profunda que lo que fue la era de internet. En esta nueva economía los monopolios naturales pueden ser fácilmente franqueados. Y además constituyen en oportunidades de negocio y eficiencia, incluso para aquellas empresas que tratan de contenerlas.

Por ello, este documento es un llamado a hacerse parte de la “REVOLUCIÓN BLOCKCHAIN FINANCIERA”.

#BLOCKCHAINREVOLUTION

En Santiago de Chile, 16 de julio de 2019. 



PHOTO-2018-11-30-12-30-22.jpg

María Pía Aqueveque Jabbaz, es Managing Director par Hispano América del Blockchain Research Institute. Es Directora en AFP Uno en Chile y Consiglieri di Amministrazione Indipendente (Directora Independiente) en la matriz de Olidata Spa en Italia.

Es licenciada en Ciencias Económicas y de la Administración, de la Universidad Católica. Realizó un máster en Políticas Públicas y un diplomado en Inversión y Mercados Financieros en la Universidad de Chile. 

Actualmente es representante para Hispanoamérica del Blockchain Research Institute (con sede en Toronto) y es conferencista internacional en esta materia. Además es directora general de Maqueveq & Co, empresa de Asesoría Estratégica y Financiera de empresas Fintech y con tecnología Blockchain.

Ha liderado la gerencia estudios en Amcham y la Asociación de Administradora de Fondos Mutuos, y ha estado a cargo de la dirección de proyectos de instituciones de investigación académica en innovación y emprendimiento como es el Centro INTELIS del Departamento de Economía de la Universidad de Chile.

Cuenta con experiencia como asesora de instituciones públicas y privadas, dentro de la que se destacan el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo en Santiago y Washington, la Cámara de Santiago de Comercio, BBVA en Londres, la Biblioteca del Congreso y la Presidencia de la República de Chile, entre otros.

Además cuenta con experiencia como docente en la Universidad de Chile y Universidad Adolfo Ibáñez.

Referencias

The Token Economy: When Money Becomes Programmable”, Michael J. Casey. Blockchain Research Institute. September 2017.

The Lion, the Unicorn, and the Crown: Striking a Balance between Regulation and Blockchain Innovation”, Joel Telpner. Blockchain Research Institute. May 2018.

Blockchain Revolution”, Don & Alex Tapscott. 2017.

Fintech : The Experience So Far”, International Monetary Fund ; World Bank, June 27, 2019.

Crypto-assets regulators directory”, Financial Stability Board (FSB), April 2019.

2018 Blockchain Regulation Roundtable: Addressing the Regulatory Challenges of Disruptive Innovation”, Don Tapscott, Blockchain Research Institute, August 2019.

FINMA Guiadance: Regulatory treatment of initial coin offering”, FINMA, September 2017.

FINMA Guiadance: For enquiries regarding the regulatory framework for initial coin offering”, FINMA, February 2018.

White Paper: Lineamientos generales para la Regulación del Crowdfunding en Chile”, Comisión de Mercados Financieros, Febrero 2019.

Contratos Inteligentes en el Internet de las Cosas: aspectos legales” Felipe Herrera enActualidad Civil, Junio 2019.

2 comentarios sobre “Regulación en la Era de la Economía Tokenizada: la nueva era FinTech, a cargo de Doña María Pía Aqueveque Jabbaz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s