Saltar al contenido

De Abogados a Diseñadores Legales. A cargo de Melissa Saucedo

AD +

Palabras clave: Legal Design, Diseño Legal, Innovación Legal, Innovación Jurídica, Derecho Futuro, Legaltech

Muchas profesiones tradicionales han evolucionado de forma exponencial en los últimos años, y los abogados encabezamos esa lista.

Pero una de las limitantes que el nuevo contexto nos presenta, es el pensamiento cuadrado y rígido con el que usualmente nos asocian. Probablemente, a gran parte del gremio se le dificulte imaginar nuevos procesos, o nuevas formas de prestar servicios legales, y es totalmente normal. Simplemente, es la consecuencia de una formación académica esquematizada, con metodologías antiguas, que no dan cabida a la creatividad.  La suma de estos factores, ha creado una falsa idea de lo que un abogado “debería ser o hacer”.  Entonces, ¿cómo enfrentar los retos que nos impone una sociedad que está ahora más digitalizada que nunca? Pues, a través de la creatividad, apoyada en el uso de herramientas tecnológicas y adoptando un pensamiento innovador.

El ‘Diseño Legal’ o ‘Legal Design’, término que cada vez se vuelve más popular, es una herramienta basada enDesign Thinking’[i], que convierte a profesionales del derecho en activos empresariales capaces de mejorar procesos, contratos, leyes, políticas, diseñar artefactos tecnológicos y servicios; incluso, analizar y anticipar cuál será el comportamiento a futuro de los usuarios de servicios legales.

En este artículo, más que explicar el proceso, me enfocaré en resaltar las cualidades de un diseñador legal vs un abogado tradicional.

Del pensamiento rígido a un pensamiento de diseño…

Brindar servicios a través del diseño, coloca al usuario de servicios legales en el centro. En el caso de las personas, lo conceptualiza como un ser humano que necesita resolver problemas, en lugar de verlo simplemente como un cliente. Y cuando se trata de empresas, se enfoca en entender a los individuos que colectivamente componen la cultura de la empresa, e impulsar de forma colaborativa la resolución de situaciones complejas.

El diseñador legal, adquiere una visión amplia de los problemas, en lugar de limitarlos, y no actúa de manera impulsiva o automatizada, sino que comprende las necesidades del usuario, dentro del ecosistema comercial de manera integral.

Se trata de desentrañar tanto lo implícito como lo manifiesto, para resolver problemas que el cliente tal vez, no sabía que tenía. En otras palabras, es lo opuesto al proceso legal estándar y su enfoque rígidamente definido, basado en precedentes y plazos.

Trabajar en base a datos y no en precedentes

Para resolver problemas con un enfoque basado en diseño, utilizamos datos en vez de precedentes. Nos sumergimos en el mundo del usuario, con el fin de descubrir sus necesidades reconocidas y no reconocidas.

Por lo general, esto implica mirar fuera del ecosistema inmediato del cliente, y cuestionarnos: ¿cuáles son las nuevas tendencias? ¿cuáles son los mejores escenarios en otras industrias?

Poner al cliente en el centro, puede resultar complicado si nos adelantamos a pensar que conocemos a cabalidad sus necesidades, tomando como referencia un formulario de datos personales. Debemos aprender a escuchar, a cultivar la curiosidad de saber más y más acerca de los gustos e intereses de nuestro público objetivo. Obtener la mayor cantidad de información y datos, nos permitirá darle a nuestros clientes, lo que realmente necesitan. Sentirnos expertos, puede alejarnos de brindar servicios de calidad. 

Enfoque en las oportunidades de mejora

El ‘Diseñador Legal’ está entrenado para detectar patrones, que tal vez hayan estado limitando a una empresa de poder lograr sus objetivos, y maximizar sus recursos tanto monetarios como humanos.

Los abogados somos muy dados a pensar que si algo funcionó en el pasado, debe seguir así hacia el futuro, y es ahí donde caemos en re-procesos, atención al cliente burocratizada, atrasos y soluciones poco innovadoras. Esto podría darle al usuario, una sensación de falta de novedad que podría empujarlo a tomar la decisión de prescindir de nuestros servicios.

Diseñando soluciones creativas en colaboración

Otra de las características de un ‘Diseñador Legal’, es que desarrolla la habilidad de imaginar nuevas soluciones,  a través de un proceso creativo que implica idear, crear prototipos e iterar. Visualizan soluciones, y aplicando tecnología legal y datos legales.

Pero este proceso creativo no es unipersonal, es multidisciplinario y colaborativo. La creación conjunta de soluciones con los usuarios y las partes interesadas, que satisfagan sus necesidades no podría ser posible sin un trabajo de equipo, en el que la organización participe de forma activa.

De hecho, es muy común que abogados de distintas ramas realicen alianzas entre firmas para brindar servicios integrales, y esto es un gran avance.

Diseñemos el derecho hacia el futuro

En síntesis y hablando desde mi perspectiva, nuestro propósito como diseñadores legales es hacer las leyes accesibles para las personas. Nuestro trabajo se basa en la empatía, y en la investigación, para crear servicios dinámicos, que proporcionen al cliente un valor económico y funcional, anticipando lo que pueda necesitar en el futuro, basados en datos.

Tal vez, en el mundo tan acelerado en el que vivimos y plagado de ambigüedades, no nos detenemos a analizar que las leyes afectan a las personas de manera personal y profunda. Entonces, si existe una herramienta para mejorar la forma en que se aplican las leyes, no dudo que tendremos un efecto positivo en la vida de las personas.

Melissa Saucedo

25 de mayo de 2021


[i] Definición de ‘Design Thinking’, Wikipedia.org


Melissa N. Saucedo- Abogada, y cuenta con formación en Diseño e Investigación de Experiencia de Usuario ‘UX’, Design Thinking, Innovación, Creatividad y Cambio.- Directora de la firma Innovativ Law (innovativlaw.com), especializada en servicios alternativos y ramas no tradicionales del derecho tales como: Legal Design e E-commerce, consultora de startups, riesgo legal, banca y negocios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: