Skip to content

¿En Qué Consiste La Psicología Criminalista? A cargo de José Rey Rosa

AD+

¿EN QUÉ CONSISTE LA PSICOLOGÍA CRIMINALISTA?

Este mes en A definitivas vengo a hablar de una rama, que si bien alejada del derecho tal y como lo entendemos, está muy en consonancia con ella y es de máxima utilidad para infinidad de procedimientos y actuaciones, hablo de la psicología criminalista.

Entendemos por psicología criminalista a la rama de la psicología que se ocupa de la aplicación de conocimientos de la misma a los procesos de investigación y criminal de los delitos. Tiene un triple objetivo:

  1. Desarrollar técnicas de investigación criminal y formar a los investigadores para su puesta en práctica
  2. Colaborar con las autoridades judiciales auxiliándolas en las diligencias de investigación emitiendo informes periciales
  3. Intervenir de forma directa en los casos de mayor dificultad.

Dentro de estos tres ámbitos de aplicación, muchas son las funciones que pueden tener dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a las cuales solo pueden acceder mediante un proceso de selección pública, siendo inusual y casi inexistente su contratación bajo relación laboral. Dentro de estas funciones, podemos resaltar las siguientes:

  • Investigación criminal: teniendo un papel fundamental en los interrogatorios policiales, ruedas de reconocimiento, credibilidad en los testimonios y elaboración de perfiles criminológicos. Igualmente, aunque menos conocidas, en autopsias psicológicas o gestión y formación a los agentes encubierto.
  • Intervención en situaciones de emergencia: tanto catástrofes naturales como accidentes con víctimas múltiples. También en secuestros y atrincheramientos.
  • Participación en grupos de trabajo técnicos y científicos: con el objetivo de llevar los estudios universitarios a los campos de actuación arriba descritos.

En mi opinión, donde más ayudan y donde más debieran ayudar es en la credibilidad de los testimonios, y no solo de los testigos que forman parte de la investigación policial y las instrucciones penales. En ocasiones, los mismos sesgos que afectan a testigos o víctimas pueden afectar a los propios agentes de las FCS, por lo que dicha aplicación de credibilidad del testimonio debería de abordarse para este tipo de declaraciones, es decir, para las policiales.

Resulta además importante resaltar este punto. Y es que el testimonio policial en sede judicial, aunque en teoría no goza de presunción veracidad vía artículo 717 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el cual establece: «Las declaraciones de las autoridades y funcionarios de policía judicial tendrán el valor de declaraciones testificadas, apreciables como éstas según las reglas del criterio racional», realmente sí que lo tienen en la práctica y pueden constituir prueba bastante cuando se practican con las debidas garantías procesales.

Así se establece incluso en la jurisprudencia del Tribunal Supremo en STS de 2 de abril de 1996, que reza: «con respecto a las declaraciones policiales, tiene declarado esta Sala que las declaraciones testificales en el plenario de los agentes policiales sobre hechos de conocimiento propio al estar prestadas con las garantías procesales propias del acto, constituyen prueba de cargo apta y suficiente para enervar la presunción de inocencia”

Tienen por lo tanto un valor probatorio muy profundo en los procedimientos judiciales, por lo que dichas técnicas de credibilidad del testimonio deben de aplicárseles tanto o más que a testigos y partes.

Otro punto importante a conocer sobre estos profesionales son su participación en los procedimientos judiciales como peritos. A día de hoy, como antes he comentado, el psicólogo forense criminalista solo ejerce sus funciones de manera pública, fundamentalmente en las FCS, no siendo posible acudir a ellos de manera privada, lo que desde esta parte se considera un error.

Si bien es cierto que las garantías procesales no permiten que existan sesgos o influencias partitorias, no es menos ciertos que se utilizan numerosos peritajes de otras materias y que todas ellas permiten informes privados sin ningún tipo de problema o recelo más que las propias de la práctica pericial o las tachas o impugnaciones a los informes periciales que se presenten.

Poder contradecir informes periciales acudiendo a psicólogos forenses privados creo que dotaría de una mayor igualdad y empaque a las actuaciones judiciales, amén de abrir un gran campo de trabajo a todos aquellos profesionales de la profesión que se encuentran abocados a la práctica ínfima del ejercicio público.

 

José Rey

Abogado

15 de junio de 2023


José Rey Rosa

Licenciado en derecho por la Universidad de Málaga, actualmente realizo el trabajo final del Máster en Derecho Penal y Política Criminal sobre los juicios paralelos en televisión y redes sociales.

Mientras estudiaba, participé en numerosos Torneos de Debate a nivel nacional, llegando a ser posteriormente Subdirector, profesor y formador de la Escuela de debate de Málaga Cánovas fundación.

Con la misma fundación, me formé en diversos talleres y títulos relacionados con el liderazgo y la comunicación además de con el trabajo en equipo.

Terminada mi carrera universitaria, pronto comencé a trabajar en un despacho de abogados en Málaga.  Ejercí durante dos años como abogado en el mismo, ejerciendo las funciones tales del puesto, como redacción de escritos, estudio de temas, citas con clientes o realización de vistas entre otras.

A pesar de que la mayoría de mi tiempo lo he pasado siempre delante de los libros, siempre he tenido tiempo para el deporte, siendo miembro de equipos de baloncesto y partícipe en ligas provinciales desde muy pequeño, siendo hoy en día, mi mayor afición.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: