Saltar al contenido

La importancia de educar sobre la privacidad en Internet. A cargo de Marta Llorens Tor.

AD 40/2021

La importancia de educar sobre la privacidad en Internet

Resumen:

Los niños, niñas y adolescentes cada vez empiezan a utilizar Internet a una edad más temprana, por ello es necesario que haya una educación paralela en este sentido, para que sean conscientes de muchos de los riesgos a los que se pueden exponer en la red sin ser conscientes. Precisamente, por razón de edad, son personas especialmente vulnerables, en consecuencia, es más que necesario fomentar una educación para darles herramientas para hacer un buen uso de la red, conocer sus peligros y tener mecanismos de actuación ante ellos.

Palabras clave: niños, niñas, adolescentes, educación sobre internet, peligros de internet, redes sociales, buen uso de la red.

La generación Z, que comprende los nacidos entre el 2000 y la actualidad, son plenamente nativos digitales. Ello implica que no conciben su vida sin la tecnología, y que, por tanto, la mayoría de actividades que realizan en su día a día, conlleva la intermediación con una pantalla. Vivimos en una sociedad muy dependiente de la tecnología, esto tiene sus pros y sus contras, pero lo importante es aprender a hacer un uso correcto de la misma y esto debe construirse desde la base: fomentar una educación que desarrolle unas buenas competencias y habilidades digitales para favorecer el buen uso de la herramienta de Internet, redes sociales y sus derivados.

Sin ir más lejos, según el Instituto Nacional de Estadística, en 2020, un 69,5% de la población entre 10 y 15 años dispone de un móvil, y el 21% del total de población española que utiliza las redes sociales tienen entre 16 y 24 años [1].

Está claro que a pesar de las múltiples ventajas que ofrece Internet, también es importante concienciar e informar a los niños, niñas y adolescentes que pueden verse desprotegidos en diferentes situaciones y de las consecuencias que ello puede suponer ya que, en ocasiones, determinadas actuaciones pueden comportar riesgos que pueden llegar a convertirse en conductas delictivas que origen daños a terceros. En consecuencia, los niños, niñas y adolescentes deben ser conocedores de qué se puede hacer en la red y qué no deben soportar. 

Por ello, a continuación, indico algunos de los aspectos de los cuales considero que es muy importante que sean conscientes [2]:

  • Entender que son los datos personales y qué ocurre cuando estos se comparten. En este sentido, debemos hacer especial hincapié que los niños, niñas y adolescentes, comprendan que una vez han compartido sus datos personales, estos pueden ser utilizados con fines ilícitos, generando posibles situaciones de acoso que se podrían materializar en el delito previsto en el artículo 172 ter del Código Penal.

Para ello, se debe potenciar la concienciación que su intimidad y su privacidad son aspectos que únicamente les pertenecen a ell@s. Es necesario que el menor haga el ejercicio antes de compartir cualquier dato personal, imagen, etc. de analizar qué datos comparte, si quiere compartirlos y quienes podrán acceder a los mismos (amigos, contactos de amigos, seguidores, anónimos que les hayan dado acceso, etc.) y con ello, reflexionar ante qué situaciones no previstas se podría encontrar, como es el caso del robo del móvil de un compañero al que el menor le había enviado fotografías personales suyas. En especial, deberán tomar consciencia y cuidado en ceder datos personales puesto que a veces con un solo click su privacidad y/o intimidad puede estar en manos de un tercero desconocido que puede hacer un mal uso de ellos.

  • Comprender sus derechos, las leyes como la Ley de Protección de Datos y los delitos que puede conllevar la realización de determinadas conductas. Ser conscientes que, a pesar de ser menor de edad, si realizan conductas delictivas siendo mayor de 14 años ya pueden recibir castigos de distinta índole como ser internado en un centro de reforma.
  • Conocer las herramientas que existen para diagnosticar y hacer frente a situaciones de ciberacoso, discurso de odio, suplantación de identidad, cibercontrol, grooming, ciberbaiting o implicarse en comunidades peligrosas, entre otros y así fomentar, las relaciones saludables en internet. Una actuación a tiempo puede ser determinante, por eso, más allá de la escucha y el soporte, deben tener en cuenta que es muy importante guardar evidencias cuando se viven cualquier situación de las recién mencionadas, pedir ayuda y habilitar cualquiera de las opciones de bloqueo y reporte: dejar de seguir, bloquear, ignorar y bloquear o reportar o denunciar [3].
  • Saber que, ante la aparente gratuidad de la publicidad, detrás se lucran a través de la publicidad personalizada, la segmentación de perfiles, o la publicidad encubierta a través de imágenes o vídeos comerciales de influencers o particulares.
  • Recalcar que exponer sus vidas en redes sociales y compartir su intimidad, siempre implica el riesgo de no saber en manos de quién pueden acabar o para qué finalidades se pueden utilizar. Publicar con responsabilidad, respeto ante ellos mismos y los demás, así como publicar contenido constructivo es clave. A modo de ejemplo, deben entender que antes de publicar fotografías de otras personas, aunque sean conocidas, es muy importante solicitar su consentimiento. En relación a ello, hay que hacer hincapié en aplicar determinadas de medidas de seguridad como: “establecer el perfil privado, limitar la visibilidad de sus publicaciones solo a sus contactos, limitar la recepción de mensajes y comentarios solo a sus contactos, limitar las búsquedas dentro y fuera de la red social o evitar la recepción de publicidad personalizada” [3].
  • Concienciarse sobre las implicaciones del sexting y, en consecuencia, de la posible sextorsión que, aunque aparentemente consideren que a través de la fotografía enviada no se les puede identificar como persona, seguramente a través de los datos que contiene la fotografía (metadatos) sí se podría.
  • Comprender la importancia de aplicar buenas medidas de seguridad para proteger sus datos personales en los diversos dispositivos utilizados, ya sea a través de un antivirus o un firewall para evitar que terceros puedan acceder a su mundo digital personal.

Considero que más allá del uso técnico de los dispositivos tecnológicos, de la navegación, es fundamental entablar un discurso educativo para que los menores se apoderen de su privacidad, de su intimidad y puedan tomar las decisiones relativas a estas esferas a consciencia. Con ello, no quiero decir que no se haga uso de Internet o de las redes sociales, ni mucho menos, sino que se parta de una base con toda la información necesaria para que se pueda navegar e interactuar de la forma más responsable y consciente posible.

Marta Llorens Tor

24 de marzo de 2021



Bibliografía:

[1] IAB Spain; Elogia, Estudio Anual Redes Sociales 2020. Disponible en: https://iabspain.es/estudio/estudio-redes-sociales-2020/  

[2] Agencia Española de Protección de Datos, Sé legal en Internet. Disponible en: https://www.tudecideseninternet.es/aepd/guias/se-legal-en-internet.html#ficha-3-protegete.

[3] INCIBE, Guía de seguridad en redes sociales para famílias. Disponible en: https://www.is4k.es/de-utilidad/recursos/guia-de-seguridad-en-redes-sociales-para-familias.


Marta Llorens Tor


Jurista en proceso de especialización en derecho de protección de datos y de las nuevas tecnologías (y lo que surja).Realicé mis estudios en Ciencia Política y de la Administración Pública con Derecho en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. 

Posteriormente, cursé el Máster de Acceso a la Abogacía 2019-2021 también en la Universidad Pompeu Fabra. Actualmente, trabajo en el despacho P.I.Advocats de Andorra, especializados en Derecho de la Propiedad Intelectual e industrial, protección de datos, ciberseguridad, e-sports, derecho mercantil, laboral, entre otros. 
Realizo frecuentemente pequeños podcasts relativos a la protección de datos a través de la plataforma digital de Webjusticia. 

Linkedin: www.linkedin.com/in/martallorenstor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: