Saltar al contenido

La residencia fiscal durante el confinamiento. A cargo de Daniel Santiago.

AD 121/2020

LA RESIDENCIA FISCAL DURANTE EL CONFINAMIENTO

Resumen:

Con la declaración del Estado de Alarma, España limitó la circulación. En el presente artículo, los protagonistas son un matrimonio residente en el Líbano que no pudieron salir de nuestro país a causa del COVID-19. A efectos fiscales, la DGT consideró que sus días en España computaban a efectos de considerarlos como residentes fiscales. Las consecuencias de dicha afirmación, chocan con los planteamientos de la OCDE que recomienda medidas más flexibles. A ello, hay que añadir los problemas de tener que tributar en España por las rentas mundiales del matrimonio mencionado a pesar de, no tener la intención de vivir en nuestro estado.

Palabras clave:

Confinamiento, residencia fiscal, OCDE.

Abstract:

With the declaration of the State of Alarm, Spain limited the circulation. In this article, the protagonists are a married couple residing in Lebanon who were unable to leave our country because of COVID-19. For tax purposes, the DGT considered that its days in Spain counted for the purpose of considering them as tax residents. The consequences of this statement run counter to the OECD’s recommendations for more flexible measures. To this, we must add the problems of having to tax in Spain for the world income of the marriage mentioned despite, not having the intention to live in our state.

Keywords:

Confinement, tax residence, OECD.

            En el momento de la Declaración del Estado de Alarma por medio del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, España sometió a su población a uno de los confinamientos más estrictos. Muchos de los extranjeros, que en dicho momento estaban en España, no pudieron volver a sus países de procedencia por las limitaciones del transporte aéreo.

            Un ejemplo de tal situación anómala es la vivida por un matrimonio residente en el Líbano que llegó a España para pasar tres meses pero con el confinamiento tuvo que prorrogar su estancia hasta pasar casi seis meses. A causa de ello, el matrimonio realiza una consulta a la Dirección General de Tributos (DGT) para saber si los días que han pasado en España computan a efectos de determinar su residencia fiscal.

La noción de residencia fiscal es la que motiva la condición de contribuyente por el Impuesto. En el caso español, la regulación se halla en el artículo 9 de la Ley del IRPF. El apartado primero, establece un criterio general: la mera permanencia en España por más de 183 días durante un año natural implica la consideración de residente fiscal en España.

 Por este motivo, DGT en la Consulta Vinculante  V- 1983-20, de fecha 17 de junio de 2020 considera que a pesar del Estado de Alarma el criterio del artículo 9 de la Ley del IRPF es claro y por ello «los días pasados en España por el matrimonio, debido al estado de alarma, se computarían, por lo que si, permanecieran más de 183 días en territorio español en el año 2020, serían considerados contribuyentes del IRPF».

            Las consideraciones de la DGT no casan con las de la OCDE. Esta última, en el Modelo de Convenio sobre la Renta y el Patrimonio establece en el comentario de artículo 15 respecto a “los días de presencia física”  que «con arreglo a este método, se incluyen en el cálculo: (…) bajas por enfermedad (salvo que impidan la marcha de la persona física que, de no ser así, hubieran computado para la exención)…». En atención con ello, es admisible la interpretación de que si el matrimonio no puede salir del país por causa del COVID-19 la permanencia en España no quede incluida en el cómputo de los 183 días.

            A todo ello, se suma un comunicado de la propia OCDE en el cual se dan una serie de recomendaciones. Entre ellas destaca la quinta: Concerns related to a change to the residence status of individuals. Sobre ello, la OCDE recomienda a las Administraciones Tributarias, tener en cuenta la situación excepcional a causa del COVID-19 y regirse por periodos superiores a los establecidos por cada normativa. Además la OCDE recomienda seguir el ejemplo de países como Reino Unido «the UK for example issued guidance on whether days spent in the UK can be disregarded for purposes of determining residency due to exceptional circumstances

            El sistema tributario español, para delimitar el ámbito de aplicación de los impuestos directos, diferencia aquellos que tienen residencia en España y los que no la tienen. Las consecuencia de tener la residencia (si se cumplen los criterios mencionados de permanencia, entre otros) es que España gravará la renta mundial del residente con independencia de donde se haya obtenido la misma. El matrimonio del Líbano hubiera tenido que tributar en España tanto por IRPF, por el Impuesto sobre el Patrimonio e incluso, si fallece algún familiar en su país de origen, por el Impuesto sobre Sucesiones si su permanencia se hubiera extendido más de los 183 días.  

Daniel Santiago

11 de agosto de 2020


BIBLIOGRAFÍA

  • Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  • Consulta Vinculante V 1983-20, de fecha 17 de junio de 2020.
  • Modelo de Convenio Tributario sobre la Renta y sobre el Patrimonio (versión de 2017)
  • OECD Secretariat analysis of tax treaties and the impact of the COVID-19 crisis.

Imagen del autor Daniel Santiago Marcos
Daniel Santiago Marcos
RESEÑA PERSONAL
  • Graduado en Derecho por la Universidad de las Islas Baleares (UIB) en 2017.
  • Máster Universitario en Abogacía UIB, en 2018.
  • Máster Universitario en Fiscalidad por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), en 2019.
  • En 2016 comenzó su desarrollo profesional en el despacho MM Abogadas, en Palma de Mallorca.
  • Durante 2018 se integró como abogado en prácticas del departamento Jurídico-Fiscal de FIS3 Asesores, Palma de Mallorca.
  • Miembro del Ilustre Colegio de Abogados de las Islas Baleares (ICAIB), con número de colegiado 6.583.
  • Formó parte del Bufete Lafuente Abogados en el año 2018 a 2020 en el Departamento Fiscal.
  • En 2020 se incorpora en DMS Consulting concretamente en el equipo de Derecho Tributario dirigido por Alejandro del Campo.
  • En la actualidad es investigador predoctoral (FI_SDUR) en Derecho Financiero y Tributario en la Universitat de Girona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: