Saltar al contenido
Planes de pensiones en 5 minutos

Planes de pensiones en 5 minutos, a cargo de Diego Costa.

AD 110/2019
1.- Descripción jurídica

Una vez has decidido qué activos quieres comprar, existen en el mercado diversas estructuras jurídicas para materializar esos derechos de propiedad. Podrías, por ejemplo, comprar Inditex abriéndote cuenta con algún broker, en un banco, comprando un fondo de inversión (FI) o comprando un plan de pensiones (PP). Tu rentabilidad bruta y tu derecho a reclamar los flujos futuros que produzca tu inversión debería ser la misma en cualquiera de los casos. Las únicas diferencias se darían en las normas legales aplicables, comisiones, liquidez, riesgos de contrapartida, derechos políticos…

Es decir, hablar de planes de pensiones no hace referencia a la parte del activo, al tipo de inversión; sino a las normas legales que quieres que se te apliquen. El plan de pensiones se refiere solo al “continente” una vez ya has decidido el “contenido”.

En concreto, para comparar los planes de pensiones (PP) y los fondos de inversión (FI), dos son los puntos clave que habría que entender:

A.- Disponibilidad.

A diferencia de la mayoría de vehículos, los PP tienen limitaciones tanto de compra como de venta. Además, tienen una fiscalidad tan gravosa para ventas grandes que prácticamente es como si estuvieran limitadas.

A la hora de comprar, únicamente se pueden suscribir 8.000 euros anuales (o el 30% de tu sueldo bruto si resultara en una cantidad menor). Excepcionalmente se puede suscribir algo más en determinadas circunstancias o en determinadas CCAA.

Para vender, solo se puede reembolsar ante determinadas contingencias (jubilación, paro prolongado, enfermedad grave…) o aquellas participaciones que tengan más de 10 años de antigüedad (a partir de 2025).

Además, si estas pensando en ahorrar para un gran gasto futuro este no es tu vehículo pues reembolsar una gran cantidad de golpe puede resultar en un tipo marginal de hasta el 45%.

Por tanto, el plan de pensiones no es para personas que estén invirtiendo a corto plazo (menos de 10 años) ni para personas que estén ahorrando para un gran gasto.

Sin embargo, estas restricciones serán muy asumibles para financiar aquella parte de nuestro consumo futuro que (1) tenga forma de rentas (2) a más de 10 años vista.

B.- Fiscalidad

El IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) distingue 2 tipos de rentas: renta general y renta del ahorro.

Renta general es como se clasifica tu sueldo y tiene una escala progresiva entre 19-45%. Renta del ahorro es como se clasifican las plusvalías de tu capital y tiene una escala progresiva entre 19-23%.

Planes de pensiones en relación a los tramos de IRPF año 2019
Elaboración propia

Los FI van por la renta del ahorro pagando un 19-23% de las plusvalías al reembolsar mientras que los PP van por la renta general pagando un 19-45% del total al reembolsar, pero desgravándote por el mismo impuesto al suscribir.

Es decir, el PP consiste básicamente en diferir el pago de la base general y evitar el de la base del ahorro.

2.- Razonamientos financieros

En el apartado anterior decíamos que los planes de pensiones (PP) solo serán aptos para financiar aquel consumo futuro que (1) tenga forma de rentas (2) a largo plazo (+10 años). En caso contrario nos encontraremos con limitaciones al rescate o impuestos gravosísimos.

Pero comparativamente hablando esto solo suponen desventajas (más o menos importantes) frente a un fondo de inversión (FI). ¿Dónde están las ventajas?

La fiscalidad de los PP nos ofrece 2 vías para compensar estas limitaciones dado que (1) diferiremos el pago de un impuesto progresivo y (2) solo pagaremos un impuesto en lugar de dos.

Tabla planes de pensiones: Impuestos, inversión y ahorro
Elaboración propia

Eso significa que con el PP ganaremos comparativamente más (1) cuanto mayor sea la diferencia entre el tipo marginal presente y futuro y (2) cuanto mayor sea la rentabilidad de nuestras inversiones (dado que no pagamos el impuesto de la base del ahorro). El primer punto no debería ser complicado dado que la escala del impuesto es progresiva (19-45%) y lo normal es trasladar consumo hacia periodos donde nuestra renta esperada es comparativamente menor. El segundo punto también debería ser fácil dado que estamos invirtiendo a largo plazo y, por tanto, en renta variable (ver tipos de activos y rentabilidades esperadas).

Así nos quedaría una tabla de pros y contras:

Tabla planes de pensiones ventajas y desventajas
Elaboración propia

Pero ¿cómo de ventajosos pueden ser los aspectos positivos? Veámoslo calculando el tipo marginal equivalente, es decir, el tipo marginal que deberíamos pagar al rescatar el PP tal que nos resulte equivalente a haber invertido a través de un FI. Siempre que el tipo marginal que efectivamente terminemos pagando al rescatar el PP esté por debajo de este tipo marginal equivalente significará que la operación nos habrá sido más ventajosa. Así que cuanto más alto sea este tipo marginal equivalente mejor.

Tabla planes de pensiones tipo marginal equivalente
Elaboración propia

Por ejemplo, puedes observar como una persona que se desgrave al 30% e invierta durante 20 años consiguiendo una rentabilidad acumulada del 300%; podría llegar a pagar un tipo marginal en el reembolso de hasta el 41% y seguiría saliéndole la operación comparativamente mejor que con un FI. Si esa persona consiguiera, en vez de al 41%, reembolsar al 25% se habría ahorrado un 16% de impuestos sobre el capital final bruto. O, dicho de otra manera, esta persona tendría un capital final neto un 26% ((1-0.25)/(1-0.41)) mayor a si hubiera hecho la operación a través de un FI.

Tabla planes de pensiones
Elaboración propia

Como ves el ahorro fiscal puede no ser pequeño y eso sin contar algunas estrategias especiales que pueden existir. Así que será buena idea utilizar un plan de pensionespara financiar aquel consumo futuro que (1) tenga forma de rentas (2) a más de 10 años vista, (3) en periodos de renta esperada comparativamente inferior y (4) que invierta en contenidos rentables.

(Considero que casi todo el mundo puede encontrar un consumo a más de 10 años vista con forma de rentas que financiar a través de un PP ganando comparativamente dinero. No obstante, hay algunos colectivos para los que esta ganancia está especialmente clara. Todo ellos comparten una alta probabilidad de reducir su tipo marginal futuro o unos ingresos volátiles o inciertos. Si estás en alguno de ellos te recomiendo googlear sobre el tema. Ejemplos: autónomos, FIRE, a favor de terceros (cónyuge o familiares discapacitados), empresarios, deportistas profesionales, carreras profesionales intensivas, en pico de carrera profesional…)

3.- Dos riesgos

Por los puntos anteriores podríamos pensar que los planes de pensiones (PP) son un vehículo de inversión maravilloso (y lo son). Sin embargo, vamos a tratar un par de riesgos que considero son los más relevantes y te voy a contar un poco como los mitigo o los razono yo.

A.- Riesgo regulatorio.

En este punto podemos meter tanto el cambio en las “reglas de juego” como la expropiación parcial o total de tu plan de pensiones privado.

Sobre el cambio en la regulación conviene aclarar que no todo cambio negativo afectará a nuestras decisiones actuales. Si por ejemplo, como suele comentar Marcos Luque, eliminan las bonificaciones fiscales a los PPs, esto solo nos afectaría para nuestras decisiones a futuro pero no volvería malas las suscripciones del pasado (las cuales sí gozaron de bonificación). Además, puede haber cambios normativos que afecten igualmente a los vehículos comparables y por tanto sean neutros para la decisión presente. En general, los únicos cambios que deberían preocuparnos para la decisión de suscribir hoy un plan de pensiones serían que, o bien suban más los impuestos de la base general que los de la base del ahorro, o que directamente se implementen regímenes tributarios especiales para estos productos con cambios retroactivos.

Por el lado de la expropiación, simplemente comentar que puede sonarnos bastante improbable o más propio de Estados “peculiares” tipo Argentina, pero países más cercanos a nosotros como Portugal o Polonia también han tonteado con este tipo de atentado contra los derechos de propiedad. Si además añadimos al coctel la tensión que va a sufrir el sistema público de pensiones en España, el panorama no parece muy confortable.

Es difícil prever como puede evolucionar la regulación pero, tal y como yo lo veo, estos riesgos se verían bastante mitigados si finalmente se permite la movilidad intra-Europea de los PP’s (cosa que parece muy probable tal y como nos va informando Marcos periódicamente). Esto casi igualaría la movilidad geográfica de los PPs y los FIs y nuestros queridos políticos se lo pensarían dos veces antes de perjudicar a estos productos ya que la opción ya no sería recaudar más de productos cautivos si no expulsar capital del país.

B.- Oferta defectuosa.

Hasta aquí hemos hablado desde un punto de vista teórico abstrayéndonos del contenido para analizar exclusivamente la esencia fundamental de lo que es comparativamente un PP. Es decir, hemos comparado el invertir en los mismos activos (y tener por tanto la misma rentabilidad bruta) a través de distintas estructuras jurídicas (aplicando distintas normas legales al pasivo). Pero al ir a la realidad nos encontramos, por alguna razón desconocida, que los activos que hay en los planes de pensiones tienen una rentabilidad bruta sistemáticamente peor que la de sus fondos comparables (quiero remarcar que esto no es esencia de los PPs, es una parte contingente de estos que bien podría ser de otra forma). Si la posibilidad de elegir un FI que bata al índice ya es baja (4-8%), la posibilidad de elegir un PP que bata al índice es unas 4 veces menor (1-2%). En este sentido se puede consultar el estudio que Pablo Fernández saca todos los años.

Para mitigar este riesgo considero que es suficiente con empezar la búsqueda por los contenidos y no por los continentes. Es decir, no buscar un PP que comprar sino seleccionar primero los activos que queremos comprar y solo después mirar si existe la posibilidad de comprarlos a través de un PP.

Como conclusión y aun teniendo en cuenta estos riesgos considero que los planes de pensiones son un buen vehículo de inversión y que, a la luz de la fiscalidad comentada, cuentan con un margen de seguridad suficiente que justifica su elección. Por eso yo, por supuesto, tengo uno que representa casi el 40% de mi cartera financiera actual.

Si se te ocurre algún riesgo más, quieres apuntar cualquier cosa o simplemente dar tu opinión no dudes en comentar 😊.

Diego Costa García

11 de diciembre de 2019


Diego Costa Garcia

Autor: Diego Costa García

Formación: Master en Value Investing de OMMA

Cargo profesional: Middle Officer en azValor Asset Managemen

2 comentarios en “Planes de pensiones en 5 minutos, a cargo de Diego Costa.”

  1. Muy buen articulo y análisis.
    La única parte que creo merece comentario adicional es la siguiente:
    Si mantienes la estrategia de aportar al PP de forma recurrente durante los 20 años la rentabilidad total es mucho menor. Es decir la primera aportación resulta en un diferencial mucho mayor que el resto.
    Por ejemplo asumiendo un contribuyente con el máximo marginal hoy (45%), una rentabilidad anual del 5% y un IRPF del 45% al rescate el diferencial vs FI es del 5.8% (casi un 15% con IRPF de rescate del 37%).

    1. Tiene usted toda la razón. Con aportaciones anuales durante 20 años, la primera aportación habrá estado invertida 20 años y la ultima solo 1.

      No obstante el análisis propuesto sobre el tipo marginal equivalente ayuda a decidir sobre la decisión marginal. Es decir, no te ayuda a decidir sobre si debes o no hacer aportaciones anuales. Te ayuda a decidir sobre si debes hacer la aportación concreta de este año.

      Aun así, lo normal (y recomentado) si haces aportaciones anuales durante 20 años no es sacarlo todo de golpe el año 21. El año 21 podrías sacar la parte aportada el año 1. Y lo aportado el año 20 más su rentabilidad lo podrías sacar el año 40. De esta forma sí tendrían todas las aportaciones un periodo medio invertido de 20 años (y por tanto una rentabilidad esperada similar).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: