Saltar al contenido

¿Quién va a contratar a un abogado que (sólo) consulta libros? A cargo de José Mª Fernández Comas

AD 112/2019

¿Quién va a contratar a un abogado que (sólo) consulta libros?

¿LA TECNOLOGÍA GENERA CONFIANZA?

Confieso que la pregunta que aparece en el título no es mía. Pertenece a Juan Milagro, socio fundador de la firma Mavens Abogados, y la compartió cuando visitamos su despacho para hablar de soluciones legaltech vinculadas a la gestión y a la ciberseguridad. El titular puede parecerte algo provocador, porque los libros jurídicos se siguen y seguirán consultando, aunque los que abordan materias puramente jurídicas y no paralegales son susceptibles de padecer una obsolescencia a muy corto plazo. Pero creo que la frase refleja con mucha fuerza  una tendencia que se percibe imparable: la tecnología empieza a ser un factor (no el único, por supuesto) cada vez más importante para generar una confianza que facilite la captación de potenciales clientes y la fidelización de los que configuran tu cartera.

Hasta ahora, y así seguirá siendo por mucho tiempo, la generación de confianza estaba asociada a la reputación, a la experiencia, a la actitud de ayuda que debe tener el abogado con su cliente: empatizando, escuchando de forma activa. Creo, al igual que Juan, que el plus tecnológico del despacho se incorpora a estas armas que posibilitan que tu cliente pueda dormir tranquilo. Y estoy convencido de que no sólo esa tecnología es positiva para clientes de perfil millennial o startup, sino para todo tipo de clientes. Muchas empresas y particulares, cada vez más, pueden estar más tranquilas ante un abogado rodeado de ordenadores que en una sala abarrotada de repertorios de jurisprudencia y legislación en papel. Y no digamos si esos volúmenes fueron publicados en el siglo XX.    

Pero todo lo que has leído hasta ahora no pasaría de ser un voluntarioso brindis al sol si no identificara unos pocos ejemplos que ilustren el beneficio que estoy describiendo. ¡Vamos a ello!

SOFTWARE DE GESTIÓN

El software de gestión de despachos no sólo es un canal muy potente para introducirte en la tan necesaria transformación digital. También lo puede ser para ofrecer argumentos sólidos a tus clientes y  que confíen en tu conocimiento jurídico. ¿Acaso no aporta valor que le garantices a tu cliente que  ese conocimiento, junto a sus sensibles datos, van a estar alojados en un servidor europeo de confianza?  Y creo importante también que se implemente una funcionalidad para cubrir una necesidad de los clientes muy recurrente: ¿Qué hay de lo mío? Presta atención a estos ejemplos:

Sudespacho.net ofrece su Portal de Clientes, mediante el cual tus clientes tienen acceso a los expedientes y pueden hacer consultas. Kleos Connect es la funcionalidad del software de gestión de despachos de Wolters Kluwer para que  tu cliente puede acceder a la información de su caso en cualquier momento.

EasyLeapp es una aplicación disruptiva en fase beta a la que seguimos muy de cerca en Derecho Práctico. Propone al despacho un espacio de trabajo compuesto por 12 módulos, donde destacan los relativos a la Estrategia, CRM, Marketing, Productividad y Gestión de Proyectos. Diseñada para ayudarte en el salto digital, tienen previsto crear también la funcionalidad Portal del Cliente.

BASES DE DATOS PREDICTIVAS

Algunos de los beneficios de las legaltech especializadas en analítica jurisprudencial predictiva y estadística es conocer la duración media de los procesos, la probabilidad de recurso y las líneas argumentales de un juez, así como su trayectoria. Esta información, bien explicada a un cliente, puede convertirse en un argumento muy potente para que te contraten o para que tu cliente esté contigo mucho tiempo. Una suerte de información privilegiada para clientes privilegiados, pero ojo: piensa que hablamos de estadística. Nada más. Nada menos. Si sumas a estos datos la información que por tu experiencia tienes del tribunal o del juez, o la que puedas recabar del resto de funcionarios de la Administración de Justicia, perfeccionamos la idea.

Y a todo ello puedes añadir la posibilidad de que puedas descargarte un informe personalizado con tu marca corporativa. Identificamos tres herramientas que pueden serte útiles: Jurimetría, de Wolters Kluwer; vLex Analytics; y Tirant Analytics.

CHATBOTS LEGALES

Los chatbots, básicamente, son programas que simulan una conversación real con una persona, proporcionando respuestas automáticas a cuestiones o datos solicitados por un usuario real, ya sea en formato texto o a través de la voz.

¿Es aplicable a tu profesión esta tecnología? Creo que siempre que se centren en asuntos de fácil resolución y muy específicos, sí lo es. Por ejemplo, para una primera consulta a modo de orientación jurídica puede ser muy útil tanto para captar clientes como para fidelizarlos. Si quieres conocer cómo funciona un chatbot con la ‘gorra’ de asistente virtual, te aconsejo que visites la web de Agencia Tributaria y que conozcas su asistente virtual desarrollado por IBM y la inteligencia artificial de Watson Conversation.

¿Hay algún caso real en firmas legales? Los hay, y te menciono brevemente el ejemplo de Elzabot, asistente virtual para aclarar consultas del usuario sobre este despacho,  los servicios que presta y resolver dudas legales, relacionados con propiedad industrial e intelectual y tecnologías de la información.

¿Existen soluciones para despachos pequeños? También las hay, y no sólo a través de desarrollos ad hoc (como en los dos ejemplos anteriores), sino también a través de Facebook Messenger.

¿Nos aleja esta tecnología de los clientes? Para nada: se trata de ofrecerles alternativas cuando tenga una duda legal en  un fin de semana, o cuando te encuentren reunido, o enfermo, o de vacaciones.

EVIDENCIAS DIGITALES Y RGPD

La sostenibilidad, las políticas de papel cero, la conciliación y la movilidad son valores al alza, cuya puesta en práctica por los despachos a través de tareas y acciones concretas también puede ayudar a crear confianza tanto en particulares como en empresas e instituciones. Las soluciones #legaltech pertenecientes al nicho de las evidencias digitales y la privacidad son un puente extraordinario para conducirte a esos objetivos. Y en este área del ecosistema legaltech tienes un amplio abanico de herramientas donde elegir.

¿Eres mercantilista y quieres que tu cliente pueda agilizar los procesos en la toma de decisiones de su junta de socios? Deberías conocer Boardchain y Councilbox. Muchos clientes te agradecerán una política de papel cero empleando firma y certificados electrónicos: toma nota de posibles soluciones como Signaturit, LLeida.net, Coloriuris, Docxpresso, Signatura, Mailcertificado y un largo etcétera.  Otro ejemplo: con Pridatect puedes digitalizar el proceso de adecuación del RGPD de tus clientes.

MARKETPLACES JURÍDICOS

El gran reto de los marketplaces jurídicos o buscadores de abogados es aportar valor tanto a los usuarios como a sus clientes, que son los propios despachos. Básicamente, lo que busca un usuario en estas plataformas es precio, especialidad y una localización cercana. Pero el hábito de buscar abogado en internet crece año tras año, y estos usuarios también van a exigir una información más sofisticada que, entre otras cosas, les genere confianza. Hay dos tipos de datos que pueden ayudarte en este objetivo: las valoraciones de los usuarios y tu trayectoria judicial en un asunto determinado. Como bien apuntan en Juristas con Futuro, “lo realmente importante es lo que piensan los clientes y el historial real del abogado sustentado en datos. Un ranking que te cobre por aparecer, además, pierde credibilidad”.

Respecto a las valoraciones de los usuarios en los marketplaces, como bien sabes, las carga el diablo. Es fundamental que la plataforma las administre correctamente, evitando en lo posible tanto a haters y trolls como a masajistas, todos ellos sin credibilidad alguna. Y en lo que se refiere a tu trayectoria, ¿qué datos más significativos que los que aparecen en las sentencias sobre asuntos en los que has intervenido? En nuestro país hay una legaltech que propone esta fórmula. Emérita Legal se postula como el “primer ranking de abogados de España basado en el análisis de la Big Data judicial con Inteligencia Artificial.

Todo un órdago el de este proyecto, toda vez que para que la inteligencia artificial y el big data casen sin chirriar se necesitan muchos datos, miles y miles de resoluciones judiciales, y en estos momentos, sin open data a la vista, estas resoluciones cuestan a los proveedores de tecnología legal a los despachos aproximadamente unos 1.3 euros por sentencia. Y tengamos en cuenta que el número de resoluciones de primera instancia de todos los órdenes jurisdiccionales, esos juzgados donde apenas existen recursos de digitalización, es lamentablemente escasa.

ESTAMOS EN UNA EDAD DE ORO PARA SER ABOGADO

Esta frase tampoco es mía: la lanzó Mark Cohen, fundador y CEO de Legal Mosaic en el Legal Management Forum de 2017. La revolución tecnológica que vivimos va a suponer para la abogacía que quiera adaptarse una fuente inagotable de nuevos asuntos y también de nuevas profesiones, como ya estamos empezando a ver. Y esta revolución también afecta a tus potenciales clientes, que cada vez en mayor medida te van a exigir, no sólo que les pongas en el centro de la ecuación, sino que pienses y actúes en digital.

José Mª Fernández Comas

Madrid 16 de diciembre de 2019



José Mª Fernández Comas
Director de Derecho Práctico y Guía Legaltech

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: